Complicaciones

La cetoacidosis es una enfermedad grave que puede producir un coma o incluso la muerte. Se produce por la falta de insulina, ya que las células en tu cuerpo no tienen suficiente energía, por lo cual la empieza a producir a base de la grasa.

Complicaciones agudas de la diabetes

La cetoacidosis es una enfermedad grave que puede producir un coma o incluso la muerte. Se produce por la falta de insulina, ya que las células en tu cuerpo no tienen suficiente energía a través de glucosa por lo cual el cuerpo empieza a producir energía a base de la grasa. Como resultado aumentan las cetonas en tu cuerpo, y envenenan tu sangre volviéndola más acida. La cetoacidosis es más frecuente en personas con diabetes tipo 1, pero se puede dar en cualquier persona con diabetes.

 

Los síntomas son:

Sed o boca muy seca

Constante necesidad de orinar

Alto nivel de glucosa (azúcar)

Cansancio constante

Náuseas, vómitos o dolor abdominal

Dificultad para respirar

Aliento con olor a fruta

Dificultad para prestar atención o confusión

Las cetonas se miden en la orina y deben ser medidas siempre que tengas el azúcar arriba de 240 mg/dl cada 4-6 horas.

 

Estado hiperosmolar/síndrome hiperglucémico hiperosmolar no cetósico (SHHC)

Es una enfermedad que se presenta sobre todo en personas mayores con diabetes tipo 2 a raíz de tener la glucosa alta casi siempre por una infección o un malestar. Inicia lentamente, y su desarrollo es tardado. Al principio la persona siente mucha sed y tiene que orinar con frecuencia, posteriormente la frecuencia de la orina disminuye y se vuelve oscura. Las personas pueden deshidratarse, sentir convulsiones por la deshidratación, hasta caer en coma y finalmente sufrir la muerte.

 

Síntomas de advertencia son:

El nivel de glucosa en la sangre es de más de 600 mg/dl

Boca seca, labios agrietados

Sed excesiva (pero puede irse con el tiempo)

Piel seca y caliente sin sudor

Fiebre alta  

Somnolencia o confusión

Disminución de la visión

Alucinaciones (escuchar o ver cosas que no están allí)

Debilidad en un lado del cuerpo

Si presentas algún síntoma comunícate con tu médico.

 

Complicaciones crónicas de la diabetes

La diabetes aumenta el riesgo de muchos problemas de salud graves. Con el tratamiento adecuado y los cambios de estilo de vida recomendados, muchas personas con diabetes pueden prevenir o retrasar la aparición de complicaciones.

 

Complicaciones del ojo

Probablemente has escuchado que la diabetes causa serios problemas en el ojo como ceguera. Sin embargo la mayoría de las personas con diabetes no llegan a la ceguera. Muchas de las enfermedades del ojo se pueden prevenir con estudios periódicos y existen tratamientos para mejorar la salud del ojo.

Enfermedades del ojo relacionados con la diabetes:

Glaucoma: Elevación de la presión del ojo, por lo cual llega ha aplastar el nervio óptico y los vaso sanguíneos, se pierde la vista poco a poco. Existen tanto medicamentos como intervenciones quirúrgicas para su atención.

Catarata: Lente ocular nublado. Enfermedad muy frecuente, al inicio pueden mejorar las síntomas con el uso de lentes oscuras, en la enfermedad más avanzada se extrae el lente opaco y en ocasiones se sustituye por un lente artificial.

Retinopatía: Es un trastorno en los vasos sanguíneos de la Retina (parte interior del ojo, donde se recibe la luz). La retinopatía tiene diferentes grados de gravedad, en su último estado causa sangrados y cicatrices y puede llevar a la ceguera. Se han alcanzado enormes logros en el tratamiento de la retinopatía diabética. En la mayoría de las personas se puede prevenir la ceguera con tratamientos como fotocoagulación dispersa y focal, como también vitrectomía. Cuanto antes te diagnostiques la retinopatía, mayor la probabilidad de que dichos tratamientos sean exitosos. Se obtienen los mejores resultados cuando la visión todavía es normal.

 

Complicaciones renales

El riñón filtra varias veces al día nuestra sangre y se deshace residuos que sobran en nuestro metabolismo. Las sustancias útiles como proteínas y glóbulos rojos son demasiado grandes para pasar por los agujeros en el filtro del riñón y permanecen en la sangre. La diabetes puede dañar estos filtros. Un alto nivel de glucosa en la sangre hace que los riñones filtren demasiada sangre. Todo este trabajo adicional afecta los filtros. Después de muchos años, empiezan a tener fugas y se pierde proteína útil en la orina. La presencia de una pequeña cantidad de proteína en la orina se denomina microalbuminuria. Cuando se diagnostica la nefropatía en las fases iníciales, durante la microalbuminuria, varios tratamientos pueden prevenir que empeore. La presencia de una mayor cantidad de proteína en la orina se denomina macroalbuminuria. Cuando se detecta la nefropatía en las fases avanzadas, durante la macroalbuminuria, por lo general resulta en insuficiencia renal o insuficiencia renal en etapa final. Con el tiempo, el estrés del funcionamiento excesivo hace que los riñones pierdan su capacidad de filtración. Luego se comienzan a acumular productos de desecho en la sangre. Finalmente se produce el fallo renal, que es muy grave. Una persona con falla renal necesita un trasplante de riñón o que se le filtre la sangre con una máquina (diálisis).

 

Neuropatía

Es el daño en los nervios, que generalmente sucede después de varios años con la enfermedad. Su manera de presentación puede ser muy variada.

Neuropatía periférica: Hormigueo, dolor, piel sensible, entumecimiento y debilidad en pies y piernas, raras veces en manos. Existe tratamiento para mejorar estas síntomas, pregunta a tu médico y controla tu glucosa.

Neuropatía autonómica: incluye problemas con la vejiga como infecciones recurrentes por no poder vaciarla bien, tal como la disfunción eréctil. Cuando se dañan los nervios de los intestinos las síntomas pueden ser diarrea sobre todo por la noche o estreñimiento. Cuando se ve afectado el estomago se habla de gastroparesis, en la cual el estomago no puede transportar los alimentos, y causa vomito o distensión abdominal. La absorción de los alimentos se ve afectado, como consecuencia los niveles de glucosa varían. También se pueden dañar los nervios del corazón, de tal manera de que al pararse se siente mareado o sufre de latidos rápidos en un momento de descanso. Se pueden presentar trastornos con el sudor, como sudar demás en situaciones inadecuadas o no sudar en absoluto.

Existen otros tipos de neuropatía menos comunes, si presentas dolor en algún parte de tu cuerpo, comunícate de inmediato con tu médico.

 

Complicaciones de los pies

La complicación más temida de los pies es la amputación. La amputación se puede prevenir, si tienes una herida en tus pies, atiéndete a tiempo. Las complicaciones de los pies muchas veces se dan a raíz de la neuropatía. Aunque la neuropatía puede causar dolor, el daño a los nervios debido a la diabetes también puede disminuirle la sensibilidad al dolor, calor o frío. La pérdida de sensación a menudo significa que es posible que no sientas una lesión en los pies. Puede que te salga una ampolla y no lo sepas. Quizá no notes una lesión en el pie hasta que tengas una lesión e infección de la piel. Por eso cuida el calzado y usa zapato adecuado, revisa diario tu pie.

 

Enfermedad del corazón

Las personas con diabetes tienen un riesgo más alto de tener un derrame cerebral o ataque al corazón. Las personas con diabetes están afectadas con una frecuencia más de dos veces más que  las personas sin diabetes. Hay una relación marcada entre diabetes, enfermedades del corazón y derrames. De hecho, 2 de cada 3 personas con diabetes mueren de enfermedades del corazón o derrame cerebral, también llamado enfermedad cardiovascular. La obstrucción de los vasos sanguíneos puede producir un ataque al corazón, derrame y otros problemas. Pero existen tratamientos para las enfermedades del corazón, los derrames y las enfermedades vasculares. Es importante conocer tus niveles de la presión arterial, colesterol y triglicéridos. Hacer ejercicio, comer bien y mantener controlado tu glucosa, presión arterial, colesterol y triglicéridos te va ha ayudar a prevenir un evento cardiaco y/o cerebral.