Tratamiento de la diabetes

El tratamiento de la diabetes no se basa solamente en el uso de los medicamentos de forma adecuada si no en cambiar el estilo de vida hacia una vida más saludable incluyendo el ejercicio y una alimentación adecuada.

El control de la diabetes

Recordamos que si quieres estar bien es importante tener la glucosa en niveles normales. Medirse la glucosa en la sangre es la principal manera que tienes de asegurarte de controlar la diabetes. Esta medición te informa de tu nivel de glucosa en la sangre en cualquier momento. Es muy importante anotar los resultados.

 

Los niveles recomendados de Glucosa son:

  • A1C: 7%
  • Glucosa plasmática preprandial (antes de comer): 80–130 mg/dl
  • Glucosa plasmática posprandial (1-2 horas después del inicio de la comida): Menos de 180 mg/dl

Con frecuencia, el primer tratamiento para la diabetes tipo 2 es la planificación de las comidas a fin de controlar el nivel de glucosa (azúcar) en la sangre, la pérdida de peso y la actividad física. En algunas ocasiones, esas medidas no alcanzan para reducir el nivel de glucosa en la sangre y acercarlo al nivel normal. El paso siguiente es administrar un medicamento para reducir el nivel de glucosa en la sangre. Existen dos tipos de medicamentos: los medicamentos orales (pastillas) y las inyecciones de insulina. Las pastillas para la diabetes no son insulina.

 

La insulina

La insulina es una hormona natural que produce el páncreas. Se receta insulina a muchas personas con diabetes. La insulina se puede iniciar en cualquier etapa de la enfermedad. Existen diferentes tipos de insulina, según la velocidad con la que surten efecto, cuándo tienen su máximo efecto y cuánto duran.

La inyección de la insulina se hace subcutánea es decir la insulina se deposita debajo de la piel en el tejido grasoso. Es importante no inyectarse exactamente siempre en el mismo lugar. Las zonas de inyección más frecuentes son: En el abdomen, dorso del brazo, muslo interior. Es importante mantener la higiene y limpiarse las manos antes de la inyección así como desinfectar con alcohol el sitio de inyección.

La cantidad, el tipo así como la frecuencia del uso de la insulina lo determinará tu médico según tus necesidades y tu nivel de Glucosa.

Recuerda la importancia de tener los niveles de Glucosa en niveles normales.

 

Los medicamentos orales

Los medicamentos orales únicamente ayudan a personas con diabetes tipo 2. Existen varias opciones de tratamiento. Posiblemente tu médico empezará con la prescripción de un medicamento adecuado para ti en cantidades pequeñas y las adaptará a tus necesidades según tus niveles de Glucosa. El uso de más que un medicamento es muy frecuente. Controla tu glucosa en casa y avisa a tu médico si tu glucosa esta encima de las metas acordadas o si has tenido hipoglucemias. El tratamiento a largo plazo de tu vida cambiara, ya que tus niveles de Glucosa no serán siempre igual. La combinación de medicamentos orales con la insulina es muy frecuente en personas con diabetes tipo 2. Si quieres saber más sobre cómo funciona tu medicamento, que efectos secundarios tiene, habla con tu médico. Es importante conocer el medicamento que estas usando.